Posteado por: Belmon | octubre 18, 2007

Persépolis

Todos los años por estas fechas, los aficionados del cine suelen comentar entre cada estornudo y ataque de tos las películas que optan como favoritas a los Oscar.
Lo normal es rechazar de entrada cualquier estreno entre el fin de la última edición y el final del verano, sencillamente porque la Academia sabe que la repercusión es proporcional a lo fresca que tenga el público en su memoria la película en cuestión. Además siempre hay factores que representan un valor seguro: que sea una historia dramática, que conecte con el público (para eso no hay nada mejor que mirar la nota de IMDb) y que tenga algún punto que destaque sobre el producto en sí, ya sea una revisión de un género olvidado como el musical de “Chicago” o que haya sido dirigida por alguien con una cuenta por saldar como Scorsese con “Infiltrados”.

El caso es que este año de lo que más se comenta no son las favoritas al “premio gordo” sino la candidatura francesa a la Mejor película de habla no inglesa, Persépolis. La razón es muy sencilla: se trata de la adaptación de un famoso cómic autobiográfico de una iraní exiliada a Francia llamada Marjane Satrapi, quien vivió la revolución que llevó a derrocar el gobierno del Sha y a levantar una república islamista, que cayó bajo el control de los integristas. El cómic está dividido en cuatro tomos en los que se relata el cambio del optimismo ante el nuevo régimen a la decepción y rebeldía que despiertó el carácter fundamentalista de los gobernantes.

Teniendo en cuenta la ración diaria que nos ofrecen los informativos de este tema (a este paso tendrán que hacer resumen semanal con las mejores amenazas) es de agradecer que surja un relato ameno y alejado de las formalidades propias del periodismo que sirva para comprender por fin por qué ese hombrecillo con barba de varios días y nombre impronunciable es uno más en la mesa a la hora de comer y por qué nos quita las ganas con noticias sombrías.

He aquí el trailer de esta (prometida) pequeña maravilla:

Estas viñetas relatan el momento en el que en el colegio de Marjane imponen a llevar el pañuelo a las niñas.

Anuncios
Posteado por: Belmon | octubre 17, 2007

Avergüénzate

Es sorprendente lo capacitados que estamos los españoles para consumir cualquier producto en otro idioma aún desconociéndolo. Para la mayoría de la gente, escuchar una canción en inglés no tiene “mayor” extrañeza que el bailar con una voz inteligible. Evidentemente una canción de Evanescence no va a ser un canto a la vida, pero perdemos todo un mundo de ideas por no pararnos a pensar qué está diciendo el cantante de turno.

El caso es que algunas veces podemos sorprendernos con el contenido de la letra, ya que puede ser radicalmente opuesto a lo que nos esperamos por el ritmo de la canción. Es lo que me ha pasado con “Shame on you“, el single de la hermana cantarina de The Corrs, Andrea Corr, canción discotequera donde las haya, y que es en realidad una denuncia del sufrimiento que causa la guerra; tema trilladísimo, todo hay que decirlo, pero que uno no se lo espera encontrar en la música comercial de autor (y no me vengáis con el maldito Soldado de papel).

Es curioso cuanto menos que medio mundo esté bailando en las discotecas al son de frases como “Las caras felices van a la guerra a bailar sobre las minas”, “Caras sucias en una guerra Dormidos en tumbas abiertas” o “Cambia su nombre por un número Pero él, es el hijo de alguien”.

Al menos da gusto que no siempre estemos al azote de la “profundidad” del Lamento boliviano y demás.

You left me thinking what a bore
I’m always stuck inside
I’ve got a feeling there is moreand
I’ve been left behind
A lot of pain a lot of noise
That these four walls hide
Happy faces go to war
And dance upon the mines

Come join come join come join us
You are better young come join us
You be a man come join come join us
You’re big and strong come join us

You planted me in foreign ground
A pen within a hand
At least I am not on my own
In hell I have a friend
And though i fight a sinners shame
It isn’t my crusade
Dirty faces in a war
Asleep in open graves

Come join come join come join us
You’re better young come join us
You be a man come join come join us
You are big and strong come join us

Shame on you, Shame on you, Shame on you
To keep my love from me, Shame on you
Shame on you, Shame on you
To keep my love from me
Shame on you, Shame on you, Shame on you
To keep my love from me

Shame on you, Shame on you, Shame on you
Shame on you, Shame on you, Shame on you
To keep my love from me
Close your eyes to see it
Lock your heart to feel it
Change his name to number
But he’s somebody’s child

…………………………………………

Me dejaste pensando que aburrido
Siempre estoy atascada
Tengo la sensación de que hay más
y fui abandonada

Mucho dolor, mucho ruido
Que estas cuatro paredes ocultan
Las caras felices van a la guerra.
a bailar sobre las minas

Vamos únete, vamos únete, vamos únete
Ser mejor joven, vamos únete
Ser un hombre vamos únete, vamos únete
Eres grande y fuerte vamos únete

Me dejaste plantada en tierra extraña
Una pluma dentro de una mano
Por lo menos no estoy sola
En el infierno tengo un amigo

Y sin embargo combato la vergüenza de los pecadores
No es mi cruzada
Caras sucias en una guerra
Dormidos en tumbas abiertas

Vamos únete, vamos únete, vamos únete
Apenas un joven, vamos únete
Serás un hombre vamos únete, vamos únete
Eres grande y fuerte vamos únete

Avergüénzate, avergüénzate, avergüénzate
Para guardar mi amor avergüénzate
Avergüénzate, avergüénzate
Para guardar mi amor

Avergüénzate, avergüénzate, avergüénzate
Avergüénzate, avergüénzate, avergüénzate
Para guardar mi amor

Cierra los ojos para verlo
Avergüénzate, avergüénzate, avergüénzate
Encierra tu corazón para sentirlo
Cambia su nombre por un número
Pero él, es el hijo de alguien.

Lyric sacado de U2FanLife

Posteado por: Belmon | octubre 17, 2007

Así comienza

Aquí estoy, con mi primer blog. Segundo, si contamos el falsete de la Coctelera.
Es curioso que lo comience coincidiendo con diversos cambios en mi vida, supongo que así funciona esto: te adaptas y sigues tu camino.

Si este blog es una muestra de lo que me depara esta nueva etapa espero que por lo menos pueda mantenerse, al menos con los ejercicios de clase. Sería bastante triste que ni siquiera siguiera por eso.
Como todo, esto comenzará como un barrullo (¿existe esa palabra?) de contenidos que no se definierán hasta pasado un tiempo. Pero como se trata de MI blog lo que es seguro es que tratará sobre mí, quizás no de lo que normalmente se conoce como “vida personal” pero en cierto sentido sí que leyendo mis entradas la gente podrá conocerme más ya que, sobre todo para mí, mi aficiones me definen como persona. Al fin y al cabo si pasamos nuestro tiempo viendo una película por nuestra cuenta es porque nos identificamos de ella, porque refleja una parte de nosotros.

Y así comienza este blog de Belmon, me preocuparé de añadirle más cosas interesantes conforme me vayan sucediendo y llegar a que alguien llegue a meterse voluntariamente sólo para ver qué más hay.

« Newer Posts

Categorías