Posteado por: Belmon | octubre 18, 2007

Persépolis

Todos los años por estas fechas, los aficionados del cine suelen comentar entre cada estornudo y ataque de tos las películas que optan como favoritas a los Oscar.
Lo normal es rechazar de entrada cualquier estreno entre el fin de la última edición y el final del verano, sencillamente porque la Academia sabe que la repercusión es proporcional a lo fresca que tenga el público en su memoria la película en cuestión. Además siempre hay factores que representan un valor seguro: que sea una historia dramática, que conecte con el público (para eso no hay nada mejor que mirar la nota de IMDb) y que tenga algún punto que destaque sobre el producto en sí, ya sea una revisión de un género olvidado como el musical de “Chicago” o que haya sido dirigida por alguien con una cuenta por saldar como Scorsese con “Infiltrados”.

El caso es que este año de lo que más se comenta no son las favoritas al “premio gordo” sino la candidatura francesa a la Mejor película de habla no inglesa, Persépolis. La razón es muy sencilla: se trata de la adaptación de un famoso cómic autobiográfico de una iraní exiliada a Francia llamada Marjane Satrapi, quien vivió la revolución que llevó a derrocar el gobierno del Sha y a levantar una república islamista, que cayó bajo el control de los integristas. El cómic está dividido en cuatro tomos en los que se relata el cambio del optimismo ante el nuevo régimen a la decepción y rebeldía que despiertó el carácter fundamentalista de los gobernantes.

Teniendo en cuenta la ración diaria que nos ofrecen los informativos de este tema (a este paso tendrán que hacer resumen semanal con las mejores amenazas) es de agradecer que surja un relato ameno y alejado de las formalidades propias del periodismo que sirva para comprender por fin por qué ese hombrecillo con barba de varios días y nombre impronunciable es uno más en la mesa a la hora de comer y por qué nos quita las ganas con noticias sombrías.

He aquí el trailer de esta (prometida) pequeña maravilla:

Estas viñetas relatan el momento en el que en el colegio de Marjane imponen a llevar el pañuelo a las niñas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: